Prueba el Biscoito de Polvilho al viajar a Brasil

Si decides viajar a Brasil, al llegar prueba el Biscoito de Polvilho

No nos cansamos de decir que viajar a Brasil es una gran experiencia. Pero presta mucha atención a lo que diremos a continuación: Cuando llegues, corre a comprar un paquete de Biscoito de Polvilho. Si estás en las playas de Rio de Janeiro, ¡mejor aún!

publicidad

Un producto que -según cuenta la historia- nació en Minas Gerais, se produjo en San Pablo, pero fue en Rio de Janeiro donde llegó a la fama mundial. Y todo gracias a Globo, una marca de Biscoitos muy particular. Una historia que te contaremos antes de viajar a Brasil.

El Biscoito Globo te recibe al viajar a Brasil

Todos quienes puedan viajar a Brasil, y quienes ya lo hayan hecho, probablemente han probado los Biscoitos de Polvilho. Se trata de unas muy ricas galletas, snacks o bizcochos, que han ganado popularidad a lo largo de los años. La marca Globo, su mayor y más conocido exponente, puede ser degustada disfrutando las bellas playas de Rio de Janeiro.

Si esto te recuerda algún viaje pasado, de seguro tienes una sonrisa en tu cara. Si sigues leyendo, no podemos asegurar que no caiga algún que otro lagrimón. Es que los Biscoitos Globo nos traen muy buenos recuerdos a quienes la vida nos ha permitido disfrutarlos al son de las olas, el viento y el sol. Esas experiencias mágicas que nos regala el viajar a Brasil por vacaciones.

La popularidad de Globo le ha transformado a los biscoitos de polvilho un estatus de producto tradicional y folclórico en las playas de Río de Janeiro. Es común ver a los vendedores ambulantes ofreciendo paquetes a todos los hambrientos y golosos. Se trata de un snack con mucho valor cultural, que debes conocer al viajar a Brasil.

Si no piensas viajar a Brasil, te contamos la receta…

Bueno, la receta puede que no. Pero sí te contaremos los ingredientes. Se trata, básicamente, de agua, leche, aceite y polvilho. Estos ingredientes se mezclan y se llevan al horno. Una vez en el horno, el agua contenida en la masa comienza a evaporarse, como es de suponerse. Es en este momento en el que los gases comienzan a expandir y el biscoito a crecer. Es este proceso que los deja «inflados», aireados y con pequeños agujeros; algo que les otorga un sabor único.

Vienen en dos sabores diferentes: Dulces y Salados. Los paquetes rojos son los dulces, y los paquetes verdes los salados. Los colores así dispuestos se remontan a la época en la que los vendedores ambulantes -grandes artífices del crecimiento y popularidad de la marca- eran analfabetos. Por tal motivo, con los colores podían ofrecer el producto deseado por su cliente.

Tenemos más información para contarte. Pero ahora, y mientras tanto, antes de viajar a Brasil, compartimos la siguiente imagen. Con ella -seguramente- podrás imaginarte (o recordar) lo que es comer biscoitos Globo en la playa de Rio de Janeiro. ¡Mira qué bella postal de Rio!

Biscoito de Polvilho Rio de Janeiro - Viajar a Brasil - Turismo

Antes de viajar a Brasil, curiosidades de Biscoito Globo

Biscoito Globo tiene una historia muy particular. Tanto que sorprende hasta a los más duros de sorprender. Si bien el producto -o receta original- surgió en Minas Gerais, y la fama la hicieron en Rio de Janeiro, los biscoitos de polvilho nacieron -como se los conoce hoy- en San Pablo.

Fueron los hermanos Ponce quienes comenzaron a producirlos y venderlos en las calles de San Pablo. Un año más tarde, en Rio de Janeiro se desarrolló un encuentro religioso muy interesante. Los hermanos Ponce supieron aprovechar la situación y decidieron venderlos en Rio de Janeiro. Así, llegaron a una panadería, que le dio el nombre a los biscoitos: Globo. Posteriormente, con una asociación con el Sr. Nunes Torrao, nació la actual fábrica.

Los biscoitos, que ya tienen casi 60 años, nunca cambiaron de envoltorio, nunca realizaron publicidad y no poseen distribuidores. El productor solo posee un producto en el mercado. ¡Y aún así crecieron! Es un caso para estudio por expertos en marketing.

La fábrica -único punto de distribución de la marca- funciona todos los días de 6 a 20 horas. Son más de 350 vendedores ambulantes los que día a día se acercan a ella y compran todos los paquetes disponibles. La fábrica produce diariamente más de 150 mil biscoitos. ¡Más de 10 mil por hora!

Según cuentan, cada día se venden más de 12 paquetes con 50 unidades cada uno. El costo de cada uno de ellos -dulces o salados- para los vendedores ambulantes es de menos de R$ 1 (o,50 dólares). El precio final dependerá de cuánto el vendedor quiere recargarlos. Así, días muy calurosos como el ocurrido en Rio de Janeiro, los paquetes pueden costar R$ 4 (2 dólares aproximadamente).

Los Biscoitos Globo han sabido ganarse el corazón de todos los cariocas, brasileros y turistas. Se trata de un producto que debes conocer a como de lugar al viajar a Brasil.

¡Debes probar esta exquisitez al viajar a Brasil! ¿Ya lo has probado?

More from Disfrutar Brasil

Viajar a Brasil en Canoa Quebrada

Canoa Quebrada es una hermosa playa para viajar a Brasil de turismo...
Read More